Noticias

imprimirenviarrelacionarcompartir

twitterfacebookmeneamediggfresquimyspacetechnoratigooglewikioyahoo

El estudio Valladolid EScircular ofrece líneas de actuación para un modelo de economía circular en el municipio

5 de febrero de 2019

El estudio Valladolid EScircular ofrece líneas de actuación para un modelo de economía circular en el municipio
  • La Directora del Área de Hacienda y Promoción Económica del Ayuntamiento de Valladolid, junto al Director de Enviroo, han presentado en la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico de Valladolid el primer estudio que analiza el potencial de la economía circular en Valladolid y ofrece líneas de actuación que contribuyan a adoptar este modelo
  • Por sectores, la agricultura, la energía, la fabricación de materiales no metálicos, la metalurgia y la fabricación de automóviles son los de mayor impacto y donde es prioritario actuar; sin embargo existe un gran margen de actuación en sectores como las industrias de alimentación, la hostelería, o el comercio al por menor, entre otros
  • El estudio Valladolid EScircular plantea líneas de trabajo en materia de producción y diseño, consumo, gestión de residuos y mercado de materias primas secundarias, investigación, innovación y competitividad y participación y sensibilización

Hoy se ha presentado Valladolid EScircular, el primer estudio que analiza la economía circular en Valladolid en los distintos sectores y ofrece líneas de actuación que contribuyan a adoptar este modelo en el municipio. La investigación, que se ha presentado en la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico de Valladolid, ha contado con la participación de Rosa Huertas, directora del Área de Hacienda y Promoción Económica del Ayuntamiento de Valladolid y Agustín Valentín-Gamazo, director de Enviroo.

Valladolid EScircular consiste en un estudio diagnóstico sobre el potencial de la economía circular en Valladolid, que estudia posibles sinergias en economía circular entre empresas de diferentes sectores del municipio, así como el nivel de implantación de los principios de este modelo. Con toda esta información, la investigación analiza el potencial de implantación futura de la economía circular en el contexto territorial regional en las empresas, la Administración Pública y la sociedad, con el fin de proponer acciones de promoción y actuación. El estudio Valladolid EScircular se enmarca dentro de los proyectos cofinanciados por el Ayuntamiento de Valladolid a través de la convocatoria de subvenciones para el fomento de la economía circular en el municipio de Valladolid, promovida por la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico municipal, y ha sido desarrollado por Enviroo.

Como ha señalado Agustín Valentín-Gamazo, director de Enviroo, este trabajo quiere “contribuir a la circularización real de empresas y entidades. Sabemos bien la teoría sobre la economía circular pero faltan conocimientos prácticos y aplicables a la realidad, y con este análisis profundo de la realidad de la economía circular en Valladolid queremos ofrecer soluciones viables y materializables a cada sector”. 

El alcance de esta investigación se plantea en cuatro niveles: empleo, impacto medioambiental, valor añadido y potencial de economía circular; y se plantea cualitativa y cuantitativamente para arrojar información con la que se pueda elaborar propuestas de actuación. Esta muestra se centra en las empresas con mayor potencial para aplicar tecnologías, soluciones y principios de los que operan en alguno de los sectores industriales susceptibles de hacer uso en su proceso productivo. 

La economía circular en Valladolid, por actividades

Valladolid EScircular profundiza en cada una de las ramas de actividad que han sido priorizadas para señalar los impactos más importantes y por tanto donde es prioritario actuar.

Por sector de actividad, la agricultura es el sector con mayor impacto ambiental en la provincia de Valladolid, con gran volumen de emisión de gases, la segunda rama de actividad que más contribuye al cambio climático y una de las que más gasto energético realiza. También la rama de actividad relacionada con la fabricación de otros minerales no metálicos destaca en dos cuestiones principales: por un lado que se trata de una industria responsable de la mayor emisión de gases de efecto invernadero, y por otro que es un gran productor de residuos de vidrio y derivados. En el caso de la fabricación de automóviles destacan los residuos y más en concreto los metálicos.

En cuanto a la metalurgia, se trata según se desprende del estudio de un sector que origina altas emisiones de CO2, debidas principalmente al consumo de productos derivados del carbón. Además, es la tercera rama de actividad con mayor uso de productos energéticos. Por su parte el sector energético aparece en el estudio como el que tiene como principal objetivo la disminución de gases de efecto invernadero.

En el caso de las industrias de la alimentación, destaca la cantidad de residuos generada. También se encuentra, aunque con menor importancia, dentro de los 10 sectores con mayores emisiones de gases de efecto invernadero, además de ser el segundo que más agua utiliza. En la hostelería, la cuestión más importante está relacionada con los residuos que genera, principalmente de materia orgánica y residuos mezclados.

El comercio al por menor es el sector con mayor cantidad de residuos de papel y cartón, así como el tercero en equipos desechados y residuos corrientes mezclados. También, aunque en menor medida, es destacable su consumo de energía eléctrica y de emisión de HFC.

El sector de la administración pública aparece como uno de los que menor impacto ambiental tiene, y su consumo más destacable es el energético, tanto eléctrico como de combustibles fósiles.

Dentro del sistema educativo la investigación no detecta un gran impacto ambiental en términos absolutos, y sus impactos más importantes tienen que ver con el consumo de agua, electricidad y generación de residuos. Sin embargo, como destaca, pueden implementarse proyectos tanto de valor en reducción de impactos como de valor educativo. Tampoco se encuentra un gran impacto en la actividad inmobiliaria, un sector que se encuentra priorizado por su alto valor añadido.

Conclusiones y líneas de acción

A partir del análisis realizado, y dentro de las líneas de acción enmarcadas en los ejes del borrador de la estrategia de economía circular en España, el estudio Valladolid EScircular plantea líneas de trabajo en materia de producción y diseño, consumo, gestión de residuos y mercado de materias primas secundarias, investigación, innovación y competitividad y participación y sensibilización.

En cuanto a producción y diseño, propone la implementación de sistemas de gestión medioambiental en las empresas, así como del sello europeo Ecolabel para investigar las diferentes fases de ciclo de vida del producto, programas de eficiencia energética, y transición de consumos térmicos de gas natural a electricidad -teniendo en cuenta que Castilla y León es la comunidad en la que se produce más electricidad renovable de la que se consume-. Además, Valladolid EScircular plantea el cambio a comercializadora verde con certificados de Garantía de Origen otorgados por la CNMC.

Con respecto al consumo, la investigación propone la compra pública de innovación, que vaya más allá de certificaciones a través de la introducción de condiciones especiales de ejecución exigentes o aspectos concretos dentro del baremo de puntuación, como la obligatoriedad de tener registrada la huella de CO2 en el Ministerio de Transición Ecológica. También plantea favorecer el etiquetado de productos con información de economía circular.

El estudio Valladolid EScircular propone, en relación a la gestión de residuos y mercado de materias primas secundarias, promover la separación como paso clave en la gestión de residuos -como el proyecto piloto en el barrio de la Victoria-, explorar conexiones entre sectores a través de la creación de focus groups con empresas de los sectores, la identificación de barreras y obstáculos actuales a la reutilización y el reciclaje, y la propuesta de medidas para solventar estas barreras.

En cuanto a investigación, innovación y competitividad, el estudio invita a la promoción del Análisis de Ciclo de Vida de productos para analizar impactos en toda la vida de un producto a fin de explorar nuevos diseños y tecnologías en los que dilucidar dónde ocurren impactos ambientales. Como concluye la investigación, los Análisis de Ciclo de Vida son además una herramienta que abre las posibilidades de innovación en toda la cadena de valor al mostrar las posibilidades de mejora en todo su ciclo de vida, fomentando la cooperación entre organizaciones, proveedores y distribuidores.

Por último, Valladolid EScircular sugiere proyectos específicos de participación y sensibilización, con campañas de sensibilización en escuelas de Valladolid que incluyan tres objetivos: reducir impactos, aumentar la participación y aumentar la sensibilización. Además, sugiere ampliar los objetivos energéticos a objetivos de cambio climático y a objetivos de separación de residuos, teniendo en cuenta que la educación ocupa el noveno puesto en generación de residuos de animales y vegetales.

¡síguenos!
facebook tuenti twitter youtube linkedin RSS